jueves, agosto 17, 2006

El Árbol Genealógico del Capitalismo

EL POWERPOINT DE PIEDRA

Un poco de historia

Los hermanos García Naveira (ahí los podeis ver subidos a un pedestal en la plaza de Betanzos) se fueron con lo puesto y volvieron forrados de la Argentina. Como tantos otros emigrantes indianos que, con la fortuna acumulada, realizaron obras sociales como escuelas, hospitales o centros de cultura en sus pueblos o aldeas natales, ellos decidieron llevar el mundo a su pueblo mediante la construcción en 1893 de un parque que contuviese representaciones de todo aquello que les había asombrado en sus viajes por el orbe y todo aquello que considerasen de importancia, y de paso glorificar el nombre de Betanzos y Argentina.

O Pasatempo
El parque "El Pasatiempo" es un extraño compendio de cosas; desde esculturas de animales exóticos a un mural sobre los avances subacuáticos, desde representaciones alegóricas como la de la España monárquica y sus 18 hijas republicanasa a pequeñas reproducciones de lugares como el parque Guell de Barcelona; desde representaciones en cuadros de distintos parajes de la historia como los indios, el circo romano o los fusilamientos de Torrijos a la propia historia de los García Naveira, como el viaje a Egipto de 1910.


Lamentáblemente se ha perdido una buena parte del parque, que habiendo sido en los años 20 uno de los atractivos más destacados para los peregrinos y turistas que visitaban Galicia, estuvo abandonado desde la Guerra Civil hasta los años 80; esta parte perdida irremediablemente incluía dinosaurios de cemento, la Fuente de Neptuno, la Fuente Florentina, los leones de la entrada (actualmente en Covadonga), la Avenida de los Emperadores Romanos, el estanque de los Papas, el Mirador Chino, o el Pabellón octogonal
Pero de entre los 8.000m2 que se conservan actualmente de ese cúmulo de enciclopedismo kitsch destaca brillando con luz propia el powerpoint de piedra.

El Árbol geneálogico del Capitalismo
Ya se sabe la querencia de los empresarios y ejecutivos por los powerpoints; gustan de proyectarlos en las presentaciones a la vez que dicen exactamente lo mismo que vemos escritos en ellos; y lo hacen de forma que parece que se creen realmente lo que dicen. Y este es el caso que nos ocupa. Los Naveira nos muestran sobre cemento, la proyección del powerpoint de su fe económica; es el resumen sus creencias vitales más íntimas; es su código de conducta y su religión, es su ética empresarial y vital; la cual, aparentemente, se basa en una visión obsoleta y romántica de lo que es el capitalismo que estoy seguro muchos liberales suscribirían ingenuamente.


Pero digo aparentemente. visto de forma superficial este esquema no reproduce al capitalismo globalizador en absoluto, pero observémoslo en sus sustrato lexico.
pasemos a analizarlo punto por punto:
El capital nace directamente del ahorro y la constancia; o lo que es lo mismo, la constancia empresarial de ahorrarse los sueldos de los trabajadores.
Si seguimos hacia arriba leemos que el ahorro es trabajo + economía; la situación ha cambiado notablemente: no se puede lograr el ahorro mediante trabajo basura + economía temblequeante - Hipoteca, que sería la ecuación actual; pero creemos que realmente podría interpretarse como que el ahorro se consigue economizando trabajo. Es decir, a menos trabajadores realizando el mismo trabajo, mayor beneficio económico.
La constancia es honor + firmeza; pero ¿qué honor? me pregunto, este es el punto más oscuro ya que no he sido capaz de desentrañarlo. No veo honorabilidad ninguna en la actual clase empresarial. Firmeza sí, mucha; sobre todo a la hora de amenazar con el despido, que es donde se ve la rectitud de carácter que es de donde parte la firmeza.
Volviendo a la Economía, esta proviene del orden y la previsión; que son los dos principales conceptos manejados por la política del Fondo Monetario Internacional que son quienes ordenan a los países que previsión de crecimiento van a tener para ese año.
Y por último el trabajo por su parte viene del entendimiento y la voluntad; porque el entendimiento de que si no vas al curro te vas a comer un marrón es lo que te hace tener la voluntad suficiente como para levantarte de la cama todas las mañanas.
Así pues ya hemos visto que lo que parecía una visión trasnochada, arcaica e incluso naif del capitalismo es en realidad un manual de uso, abuso y explotación; oculto pero a la vista, como los símbolos masonicos en los billetes de dólar o de los mensajes gays de Tinky Winky. No obstante aquí tenemos una versión puesta al día, sin mensaje codificado sólo para iniciados y más cercana a la realidad conceptual del sistema económico capitalista que espero les sea de utilidad para entender cómo le toman el pelo todos los días al levantarse a las 7 de la mañana.
Si tienen curiosidad por ver algo más de este parque tan extraño, pinchen aquí y podrán ver una galería fotográfica de "O Pasatempo".

5 comentarios:

Julia Morell dijo...

Ole, gracias Dani!

"me he propuesto reunir las pruebas y convertir esto en un saco donde meter cualquier cosa que de no producir risa, produzca verguenza."

Leyendo esto, no sé qué hacer primero.

Anónimo dijo...

Hola soy una chica que vive en betanzos y que conoce este parque muy bien, eso de extraño te lo parecera a ti, porque aunke actualmente este en mal estado desgraciadamente, es un parque precioso que tiene mucha historia, en fin es tu opinion y la respeto pero no la comparto

Crunch dijo...

Hola Usuaria Anónima de Betanzos y bienvenida.
lo de que O Pasatempo es un lugar extraño no es una opinión; es un hecho. Y por cierto a mi también me encanta y me parece precioso... además de kitsch.

Anónimo dijo...

Extraño, retorcido, oscuro, con conceptos que prefiero no exponer en este blog. Conozco bien el lugar y realmente expone y representa algo mas q un mero parque temático. Los hermanos Naveira eran muy "listos".

Anónimo dijo...

Por favor, si tienen algún comentario o saben de alguna persona que a dia de hoy haya vivido la guerra civil en Betanzos, en torno a la historia del Pasatiempo por favor se ponga en contacto al correo redaccion@gaipo.es