miércoles, noviembre 08, 2006

DON´T FORGET THE MINIBAR

El minibar es justo eso, un bar tamaño mini, una tasca microscópica en el centro de Madrid que sin necesidad de un Delorean se ha quedado clavado en los los años 50; y que curiosamente, cada vez que pasas por allí y te lías a beber cervezas no puedes evitar sentirte absorbido en un bucle temporal, mientras Esteban, el barman, el showman, te ameniza la velada. Atrapado en el tiempo pero sin marmota y de buen rollo.



Recuerden: Don´t forget the minibar y pídanse un perrito fifties y un vaso de sal de frutas.

5 comentarios:

Marnie dijo...

Y encima el barman es hombre-orquesta! Y es capaz de coordinar todos esos movimientos a la vez sin quitarse la gorra!

Oiga, podría hacernos una serie a lo "Un país en la mochila" pero de garitos.

Crunch dijo...

Ni te imaginas la de cosas que puede hacer a la vez este hombre. Normalmente te da conversación y otra cosa.
La verdad es que tendría mucha gracia unos reportajes en plan "No solo musica" de garitos cutres y autenticos o autenticamente cutres.

Dr. Cochambre dijo...

Ese dia me bautizó como "El Garfunkel Mayor", lo que no se si me llena de orgullo o de indignación, ak ak ak.

Jorgeiker dijo...

Esteban dice que vende el garito y que pilla otro de 30 metros cuadrados, 50 kilos pide... a mi me dice que tengo cara fifties

Crunch dijo...

Pues si le alguien desea blanquear unos dineros o montar una minitienda de ropa de tendencias... yo me alegraría por Esteban, pero echaría de menos las cañas fifties antes de los conciertos en el Sol.
¿cara fifties tipo Elvis o jimmy durante?