miércoles, febrero 14, 2007

LA TELE ESTÁ QUE ARDE

El otro día teníamos polla a lo bonzo y hoy casi tenemos un bonzo integral.
El Sr. Nicola de Martino, italiano para más señas, diciendo «Questa è benzina, mi do fuoco se lei non legge questa lettera» que significa "esto es benzina, si no lees la carta me pego fuego" pretende avivar los indices de audiencia en beneficio de la exposición de su problemática de padre separado. Al hombre al parecer no le dejan ver a su hijo; cosa que no es de extrañar porque muy estable no parece.

5 comentarios:

Marnie dijo...

Me encanta el repeinado grasiento con coletilla del pavo. Tope camorra, eh?

Eso sí, lo bueno de los italianos es que con esta cantarella (*) que tienen al hablar, cualquier exabrupto que sueltan hasta suena elegante y culto y todo. Yo por eso estudié dos años de italiano, para parecer más fisna, pero ni asín.

¿Soy yo, o cuando el tío se vuelve a sentar se tira un pedo?

(*) Ahora no sé cómo se diría "cantarella" en castellano, pero sería como cantinela o algo asín.

Alex dijo...

Esa misma situación sucede aquí y lo colocan en horario infantil.

Cosas de la telemierda.

Rosenrod dijo...

¡Madre mía! Y aún lamentarán los programadores que no se llegara a pegar fuego...

Cualquier día lo vemos por aquí.

Un saludo!

Crunch dijo...

Marnie: Pues yo a este tío no lo vería fisno ni aunque hablase en frances dieciochesco.
Eres una caja de sorpresas ¿cuantos cursos has hecho en tu vida?

Alex: Lo has clavado, aunque pensándolo bien... ¿existe el horario infantil? Bienvenido por aquí.

Rosenrod: Aquí parece que les va más meter fuego a la casa con la familia dentro o liarse a puñalás, pero es cuestion de tiempo.

saludos a todos!

Crunch dijo...

Marnie: ¡se me olvidaba! espero que el sonido que se oye cuando el tipo se vuelve a sentar sea el cuero del asiento; porque si no tuvo que hacerle un agujero a la capa de ozono del tamaño de una paellera de 34 servicios.