martes, abril 24, 2007

HABLANDO CON LOROS

Cuando uno vive en la jungla la sensación de soledad es realmente fuerte ya que no es que se tenga mucha gente alrededor para conversar.
Bueno, cuando se vive en una gran ciudad tampoco, pero eso es otro tema. Pues bien, la buena de Yuru, porque no me negarán que esta pizpireta muchacha no está un rato buena, harta de tener monólogos interiores consigo misma porque si no fuera con ella misma serían diálogos; se pone a charlar con papagayos, titís, tapires y todo bicho viviente que se le cruza por la selva de sus cosas, como "que si estamos en temporada de mudar la pluma" o "hay que ver que pegajoso que es el caucho" o "No veas si baja sucio el Amazonas"... ya saben, charlas intrascendentes pero que son la sal de la relaciones sociales.

5 comentarios:

Sitoxic dijo...

¿Este vídeo es la respuesta de como sería Melody si se hubiera extraviado en plan Tarzán?

Marnie dijo...

Sitoxic XD

Yo creo que a esta tía habría que emparejarla con el fallero del anterior vídeo. Sí, son como el agua y el aceite, pero se ve que en el fondo ambos necesitan pegar un polvo urgentemente, aunque cada uno acuse la sintomatología del celibato de maneras opuestas.

Marnie dijo...

crunch, coña, salga de babia y pásese por mi blog, que acaba de ganar un premio y estamos esperando a que elija la opción que prefiera :P

Dr. Cochambre dijo...

Yo creo que la hija de Romina y Albano anda haciendo algo parecido pero en plan sirenita bajo el agua con sus amigos los peces y algún artista invitado como Jeff Buckley o Antonio Herrero, por ejemplo.

Crunch dijo...

Sitoxic: jajaja... Espero que si Melody se pierde en la jungla sea devorada por las fieras.

Marnie: Totalmente de acuerdo, la de problemas que nos evitaríamos si la gente pegase polvos más a menudo.
¡¡Y gracias por el premio!!

Dr. Cochambre: JUAJUA!! ¡pero que brutto que me eres!

saludos a los tres!!