viernes, junio 13, 2008

OPOSITANDO QUE ES GERUNDIO

Opositar es una cosa que como te la tomes en serio puede ser muy mala.
La administración te propone un juego sádico, una ginkana de la desinformación, un "supervivientes"® de la burocracia en la que la única ganadora puede ser ella.
Los opositores que consiguen una plaza como funcionarios (después de sucesivas pruebas a cada cual más retorcida en franca competición con las torturas de Fu-Manchú) gritan y saltan de alegría sin darse cuenta de que no les ha tocado ninguna lotería; si no que han conquistado el privilegio de cotizar todos los días de su vida hasta su jubilación realizando la misma absurda tarea.

4 comentarios:

Hermengaudio dijo...

¿Pejeta?

Crunch dijo...

ahora e con leuros. pero má o meno.

auxiliar del estado dijo...

Considero que estudiar con el objetivo de obtener un empleo público es la mejor opción en estos momentos de crisis económica. Trabajar en el Estado no solo implica estar en posesión de un buen sueldo sino también de un trabajo estable con innumerables beneficios en el plano social como la amplia flexibilidad de horarios de trabajo.

Crunch dijo...

Sr. Auxiliar del estado (nick que oculta a la empresa Laudeo oposiciones), yo considero que Uds no tienen ninguna vergüenza ni escrúpulo en beneficiarse de la desesperación de las personas y que por lo tanto son unos mierdas. Dicho esto, hagan el favor de no volver a pasarse por este blog.

Hasta nunca.