miércoles, octubre 22, 2008

MESTIZAJE CULTURAL

Un artista de la talla del tristemente desaparecido Fary no podía si no darnos alegrías cada vez que agarraba un boligrafo y se ponía a componer. ¡Qué tio! ¡Qué forma de juntar palabras! Además era de esos artistas que son capaces de hablar de casi cualquier cosa, ya fuese de temas ganaderos como su celebérrima "Torito guapo", o de temas tan poco sobados como el amó; aunque eso sí, siempre tratados de una forma mu racial y mu española.

En la tonadilla del vídeo que nos ocupa hoy, el inmenso artista conocido por El Fary nos deleita con la descriptiva historia de la vida que se pegó un señor de Tánger que visitó España y que desde luego no da el perfil de terrorista integrista islamista; pues resulta ser un discotequero como la copa de un pino además de un muy mal musulmán. Vamos, un musulmán pésimo; el tío en su visita no dejó sin probar ni el vino, ni las mujeres, ni el jamón.

Por otro lado observen atentamente los andares del Fary con chilaba y probablemente lleguen como yo a alguna de estas conclusiones: O alguna mujer española le pegó algúna enfermedad de transmisón sexual que hizo que los escozores le impidiesen andar normalmente, o el tamaño de sus testículos es desproporcionado o es un precursor del mismísimo Chiquito de la Calzada.

1 comentario:

bruno! dijo...

Es una vergüenza que en una monarquía consolidada como la nuestra aún no se haya encontrado un sucesor para este grande de España, aunque todavía tengo la esperanza de que Marichalar se dedique a la copla y nos libere de esta insoportable orfandad.