miércoles, octubre 01, 2008

UNA BRILLANTE CARRERA

Hoy les traigo una artista de relumbrón, una persona de esas a las que les gusta más el brillo que a las urracas y que pueden dejarnos cejados con sus destellos; un animal escénico de talla internacional que desgraciadamente ha sido olvidada por las nuevas generaciones.
Estimados visitantes, hoy podrán disfrutar del arte sin paragón de Charo Baeza; nacida María Del Rosario Pilar Martínez Molina Baeza De Rasten, en esa región de la piel de toro que responde por Murcia (¡Qué hermosa eres!) aunque la fecha exacta de su nacimiento es bastante dudosa. Los documentos oficiales en España y en Estados Unidos, constatan que nació en 1941, pero Charo, a falta de la prueba del carbono 14, asegura ser más joven de lo que sus tropecientas operaciones de estética sugieren.

Decidió hacer las américas pues Murcia (¡Qué hermosa eres!) se le quedaba pequeña; y consintió convertirse en un producto, y como buen producto tenía su propio slogan sonoro y pegadizo como el que más: la frase "cuchi, cuchi".
Fue descubierta por el famoso músico e ínclito viejo verde Xavier Cugat, quien la llevó al altar el 7 de agosto de 1966 a la edad de 15 años (o 25, si ella nació en 1941, como dicen los documentos); cuando Cugat ya tenía 66 e iba por su 6º chiuaua; siendo la primera pareja en celebrar su enlace en el hotel Caesars Palace de Las Vegas.

Entre sus méritos tiene haber sido la persona que ostenta el récord de apariciones de invitados famosos en esa obra culmen de la moñez que fue la serie "El barco del amor" y sus espectáculos en Las Vegas, en los que combinada sabiamente sus interpretaciones de guitarra clásica con enseñar la chicha suficiente como para que el público no se quedase dormido, y que por lo que se ve, fueron motivo suficiente para recibir la llave de la ciudad ataviada con uno de sus relucientes vestidos minifalderos.

No duden en visitar su página web donde podrán comprar sus cedeses y disfrutar de su fotobook, donde podemos apreciar que la cirugía estética es capaz de dejar a una momia con la cara de una Barbie® incapaz de pestañear.

Aquí podemos ver un vídeo de la faceta picantona de charo en el que literalmente ejecuta una coreografía en plena calle.



Y pasmense con su habilidad con la guitarra embutida en un traje de brillos.

No hay comentarios: