lunes, noviembre 17, 2008

COCHES Y PAPEL COUCHÉ

Como no podría ser de otra manera en este blog también nos hacemos eco de la prensa del corazón, y ahora que el divorcio de Madonna es una realidad, es el momento de recordar este tremendo spot que hizo el futuro exmarido de la Ambición Teñida para la casa de automóviles BMW; cuyas siglas en cristiano quieren decir «Fábricas Bávaras de Motores», que es un nombre de lo más cutre.

Este anuncio tan cool que costó un cojón de pato cobra ahora muchísimo más sentido; y qué quieren que les diga, ver a Madonna por los suelos sin que sea parte de una coreografía guarrona de esas a las que nos tiene acostumbrados pues tiene su gracia.

Por cierto, un pequeño inciso y sólo porque ya que estamos de cotilleos pues tendremos que sacar los trapos sucios de alguien, en este caso la empresa anunciante BMW, que durante los Mil años que no duró el III Reich hizo pingües beneficios gracias en gran medida a la mano de obra esclava. De los 56.000 empleados que llegó a tener, aproximadamente la mitad no estaban allí por gusto; aunque he de decir que en este caso el trabajo probablemente sí debía ser salud, ya que grandes cantidades de presos con base en el campo de concentración de Dachau mejoraron sus condiciones de vida al ser útiles para la producción de motores de avión.

Ya se que todo esto no tiene nada que ver con Madonna, pero no creo que nadie se pase por este blog buscando coherencia.

Por cierto, tengan algo de paciencia, que la cosa empieza lenta pero después ya se pone macarra.

2 comentarios:

bruno! dijo...

A este anuncio de BMW lo que le falla es el coche, debería de ser un 124 sport.

Crunch dijo...

Yo es que de coches no entiendo... suelo fijarme más en la chatis que salen en los anuncios haciendo como que se excitan sexualmente al verlos pasar y/o conducirlos.