viernes, noviembre 28, 2008

LA CUENTA PATRÁS

Después de una semana infernal nada mejor que una dosis de metal épico del de toda la vida pa levantar el ánimo.

2 comentarios:

bruno! dijo...

Esosh rajoynianos movimientos de lengua imponen un poco, pero más que infernal, el metal de este joven parece purgatorial.

Roger dijo...

ya sabes que en el fondo los metaleros son muy achuchables y entrañables.