miércoles, diciembre 03, 2008

BARBIE CABEZONA

Paris Hilton (ese gran referente estético y de comportamiento para todos los putones del mundo aspirantes a pija) se postuló para el cargo de presidenta de los USA en liza con Obama y McCain; ahí es ná. Y no me explico cómo con un programa tan chachi como el que describe en el vídeo entonando notas (lo que hace Paris no es exactamente cantar) no arrasó en las urnas cual Katrina democrático.
En este país que está pegado a Andorra llamada Ejpañia, lo más cercano que hemos tenido a la Hilton es Anita Obregón.
Y es que Paris y Ana se parecen mucho más de lo que pudieramos pensar a simple vista: Ambas nacieron con el riñón cubierto pa toa la vida; ambas se castigan el susodicho riñón en fiestas de esas de la jet a las que nunca va la policía a hacer una redada; ambas han interpretado papeles en películas de dudoso valor narrativo y ambas se han dedicado al mundo de la música ejecutando canciones. Además ambas son feas como un lapo arrastrándose pared abajo, están asquerosamente flacas y coronan sus cuerpos con una cabeza absolutamente desproporcionada... y ninguna de las dos tiene límites a la hora de hacer lo que sea para llamar la atención.
Pero qué quieren que les diga. A pesar de parecerme un personaje deleznable, la Paris me hace gracia, mientras que en el caso de la Obregón...

3 comentarios:

Rafa La Línea dijo...

Esto es patético man, me duelen los ojos al verlo, lloro sangre...

bruno! dijo...

En el 1985 fue Cicciolina en Italia, en el 1995 M.Morreau en Francia, en el 2008 P.Hilton en USA y para el 2011 representando a España,la más rubia de todas, Esperanza Aguirre.

hermengaudio dijo...

Esperanza... Esperanza...
sólo sabe bailar cha cha chá...