lunes, abril 27, 2009

UNA SEMANA DE MIEDO. Día2

Si ya de por sí la música realizada por el producto llamado Paulina Rubio carece completamente de interés, imagínense si además la juntamos con un tal Pitbull, de profesión sus rapeos, para perpetrar una tonadilla moderna bailable de musicalidad incierta y rimas imbéciles.

Por otro lado ¿Son mis orejas o Paulina no afina ni por casualidad?

5 comentarios:

Hermengaudio dijo...

Pabernos matao...

O mejor, pamatarlos a ellos...

Rafa La Linea dijo...

Si que afina, afina las notas pero casi un cuarto de tono más parriba...
Esto es una mierda porque la gente que no entiende mucho de música cuando va a un concierto, lo flipa y dice(este no es el caso): joder! suena igual que el disco!!
y la verdad es que pa eso me quedo en mi casa escuchando el disco.
En teoría se supone que el directo debe ser mejor pero con las producciones que hay ahora cualquiera hace un disco y después pasa lo que pasa...

Crunch dijo...

Hermengaudio: Estoy empezando a pensar que eres una especie de ser superior ¡¡siempre tienes razón!!

Rafa: Te veo tenso, pero no te preocupes eso se arregla con drogas.
Lo de Paulina no, eso no tiene arreglo.

saludos a ambos!!

Rafa La Linea dijo...

Más drogas no

Crunch dijo...

ni mas cucharas impregnadas de heroina!!