lunes, marzo 30, 2009

¡QUÉ BUENOS SON LOS PADRES ESCOLAPIOS!...

¡Qué buenos son, que nos llevan de manifestación!

Estimados amigos, Hoy no hay vídeo, pues ayer con mi habitual perspicacia no se me ocurrió otra cosa que ir a ver exposiciones a la zona donde se estaban manifestando los antiabortistas, y no me da la gana morderme la lengua; así que hoy voy a daros una chapa abrasante de las mias.

Al divisar en la lejanía la manifestación pensé que era 1 de Mayo al ver a tanta gente vestida de rojo y escuchar por megafonía "Libertá, libertá, sin iiiiiira libertá" de los Jarcha; pero según me fui acercando me di cuenta de que había demasiadas monjas octogenarias y comencé a extrañarme.
No me voy a extender en describir al personal allí congregado. Familias jóvenes con muchos niños de aspecto dominical; familias con menos hijos y con una diferencia notable de edad entre el esposo y su señora (ambos de aspecto como miembros del Club de campo); gente mayor con nulas posibilidades de abortar y muchas monjas.
Mogollón de monjas.

Dos jovencitos con buena presencia comunicaron desde el escenario situado en Neptuno que un actor cuyo nombre ni me suena ni recuerdo (supongo que porque su curriculum debe ser sólo de series de TV) les apoyaba incondicionalmente, logrando de la asistencia un grito unánime de "¡Bieeeeeeen!" para acto seguido decirles que desgraciadamente no había podido asistir, a lo que la concurrencia respondió con un "¡Ooooooooh!".
Pero en un giro de guión de nuevo volvieron a ilusionarlos arengándoles "¡¡Pero ha grabado un saludo en vídeo para todos nosotros!!".
-"¡Bieeeeeeen!" -contestó de nuevo el público-
-"Pero por un problema técnico no podremos verlo".
-"¡Ooooooooh!" -Fue la unánime decepción final.

Conclusión: Ellos también tienen titiriteros aunque nadie los haya visto.

Lo que sí es seguro es que los manifestantes no llegaban a medio millón ni de coña como han comunicado los organizadores.
Vamos a ver, si como en su momento declararon las autoridades en la manifestación del "No a la guerra" había 600.000 personas, según el espacio ocupado y el apretujamiento humano, en esta no bebían llegar ni a 500. Utilizo esta unidad de medida, la de la manifestación del "No a la guerra" porque estuve, y nunca en mi vida había visto tanta gente junta.
Pero a lo que iba; si a esto además le restamos la ingente cantidad de niños que había, y que están allí porque sus padres los han llevado de paseo y no tienen madurez mental (los niños, no los padres... bueno, ejem) para comprender de verdad qué significa el aborto y sus implicaciones sociales y personales; la cosa se queda en que para ser un gran movimiento ciudadano y una demostración del calado de las tesis de la iglesia católica en la ciudadanía, la asistencia fue bastante pobre.

Yo me pregunto qué narices es lo que quiere la iglesia. No quieren que abortes y no quieren que usemos condón. ¿Porqué quieren que tengamos muchos hijos? ¿Para disponer de carne fresca con la que poder satisfacer sus bajos instintos ecuménicos?

¡¡¡ACTUALIZACIÓN!!!
Miren Uds. por dónde al final sí que va a haber vídeo.
No se pierdan la adaptación de un spot antiabortista norteamericano que utilizan los de Haztedeoir.org.
Digo yo que por lo menos lo podían haber doblado, que con la de buenos dobladores que hay en españa, que es el país en el que se hacen los mejores doblajes del mundo, no entiendo porqué tenemos que leer las letricas de los subtítulos.



y si quieren información partidista del asunto, no duden en pinchar en estos enlaces para conocer las versiones contradictorias de la crónica de la manifa.
De un lado ALBA y del otro el diario PÚBLICO.

2 comentarios:

Mr.Mosstrem dijo...

Ya veo que para ti ir de exposiciones es sinónimo de exponerte al peligro.
Te has jugado la vida perillán!!

Crunch dijo...

La vida es un juego de una sola partida, my friend.