martes, abril 28, 2009

UNA SEMANA DE MIEDO. Día3

¿Qué puede ser peor que un cani con una webcam? Pues un cani enamorado con una webcam.

El vídeo que van a ver hoy me dejó sin palabras, sin aliento y sin humedad ocular durante varias horas tras su visionado, además de palpitaciones en las sienes, que son una cosa muy molesta.
Y es que no es pa menos. Al margen de la sarta de expresiones estomagantes que suelta nuestro protagonista de hoy del tipo "cari que te quiero un güevo", de su mirada bobina, y de esa barbita absurda; lo que más llama la atención es el poco convencimiento que muestra a la hora de declarar su amó y la frase "perdona por tó el daño que te hago".

No "el que te hice", no; "el que te hago".

Lo cual es una muestra de que el personaje en cuestión pretende seguir haciendo sufrir a la pobretica Jenny que tenga por novia no sabemos si haciendo más vídeos ridículos para el youtube. Porque... ¿no creeréis que la hace sufrir yéndose con otras mujeres, verdad? ¡¡Eso dejaría en demasiado mal lugar a las mujeres!! Aunque bueno, podría ser de pago y entonces la cosa parecería como más normal.

Ah, se me olvidaba. Cuando comiencen a sentirse como un banco (esto es, que no den crédito) aguanten un poco más, que va el tío y se pone a cantar una serenata de las que ponen los pelos como escarpias.

2 comentarios:

bruno! dijo...

La realidad supera a Muchahada Nui.

Jirir dijo...

Que fatiga redios,ni entrenando salen así...