viernes, octubre 02, 2009

UN CLASICO DE LA PEDAGOGÍA

Aquí tenemos un ejemplo de profesor que no necesita que Espperanza Fuencisla Aguirre y Gil de Biedma, ni nadie, legisle para darle el rango de autoridad. Él se basta y se sobra.

Practiquen su puntería con borradores si algún día quieren llegar a ser un profesor respetado.¡Debería haber una prueba de lanzamiento de objetos en las oposiciones!

3 comentarios:

Pablo Arroyo dijo...

este video es mio! xD este profesor era un francotirador de vietman jajaja

Crunch dijo...

jajaja... Impresionante!! Dísteis con la horma de vuestro zapato.
¡Menuda puntería!
Me alegra que te hayas pasado por aquí.

thewaldorf dijo...

si yo fuera la chica a la que están vacilando me levantaría, me sentaría detrás de ese tío y le miraría con satisfacción...porque de atrás a delante es muy fácil...pero de adelante a atrás...jajajaja

y que viva el profesor!