domingo, junio 27, 2010

PENSANDO EN EL FUTURO

La mejora de la situación socio-cultural y económica de la población española propicia hábitos de comportamiento más parecidos a sociedades cercanas que evolucionaron con anterioridad. Entre estos comportamientos se encuentran las actividades de ocio, de entretenimiento y de ocupación del tiempo libre, entre las que cada vez son más frecuentes las actividades lúdico-absurdas.

Amigos, hemos de asumir que el envejecimiento biológico es un proceso que comienza cuando hemos llegado a la culminación de nuestras capacidades físicas, lo cual en el caso de los de mi generación comienza... ¡Ahora!

Al llegar este momento disminuye el rendimiento y aparece una pérdida de adaptación y reorientación de los nuevos órganos. En el aparato locomotor se producen alteraciones regenerativas; la capacidad funcional de las articulaciones sufre un gran deterioro. El músculo pierde elasticidad, minerales y agua. El sistema nervioso se altera y disminuye la capacidad de coordinación y concentración. En el sistema cardiovascular los capilares se obstruyen. La cavidad torácica se reduce de manera que la capacidad respiratoria disminuye. Por si fuera poco, se experimentan una serie de desajustes psicológicos producto de una sociedad que margina, desatiende y olvida a sus ancianos.

Un programa lúdico-dadaísta puede llegar a transformarse en la solución a los problemas que planteamos. El local de ensayo puede convertirse en el centro de ocio. El grupo de trabajo en la piña de amigos desaparecidos. La salida de gira por otros asilos puede recordar aquella gira de hace tantos años. Y el descubrimiento de habilidades que parecían escondidas y que les demuestran que son útiles para más cosas de las que pensaban; pueden devolverles, por lo menos, satisfacción y alegría por vivir y practicar punk rock.

1 comentario:

null dijo...

joder!! si son del puto black block ese!!

Punk is not dead.. pero le queda poco con esas edades.