jueves, noviembre 11, 2010

BBC NEXT GENERATION

El gremio de los fotógrafos de bodas, bautizos y comuniones es uno de los más denostados de todos, sólo por detrás del de los dentistas militares; y mira que han hecho todo lo posible, debido a la competencia que han traído las nuevas tecnologías por modernizarse e incluso por tratar de dar a su trabajo un cierto toque "artístico". Pero desde luego ese no es el caso del vídeo de hoy, que no es si no un vídeo de bodas lleno de magia y objetos volantes no identificados. Su realización es tan cutre que casi llega al nivel de videoarte, y no les cuento más porque podría reventar la sorpresa que se llevarán al darle al play.

Y qué decir de la pareja protagonista. ¿Habrán sufrido secuelas irreversibles sus cerebros y sus retinas al haber visionado el vídeo miles de veces con sus amigos y allegados? ¿Qué opinarán dentro de unos años cuando estén en tramites de divorcio?

1 comentario:

César Alcapone dijo...

Esta visto que cuando se ponen los rusos son capaces de todo... los besos de fuego derribando al novio-terminator, el partido de badminton con una kame hame, los pajaritos dando vueltas... este vídeo tiene de todo. La banda sonora también es de traca.