martes, noviembre 16, 2010

FIESTÓN EN EL CAIRO

Hoy es un día de júbilo. Ha caído un tirano.

Y los días en los que cae un tirano son días de júbilo.

Parafraseando a la inversa a David Bisbal (pronúnciese Deibid Bísbal): Nunca se vio el centro del Cairo tan abarrotado y la revuelta se ha convertido en una fiesta.

Los egipcios por fin le han dado la patada al que pretendía crear una nueva distanía faraónica y para celebrarlo y enviarles nuestros mejores deseos y vibraciones positivas a tope, hoy posteamos todo un canto a la libertad. Un canto en verso lleno de sentido y sensibilidad que estoy seguro se aprenderán de memoria para salir a gritarlo a la calle.

No hay comentarios: